Return to Headlines

Feb. 15, 2018 - Mensaje de Protocolo de Seguridad

 

Mensaje de Protocolo de Seguridad

15 de febrero de 2018

Read in English.

El Distrito Escolar (ISD) de Plano expresa sus condolencias más sinceras a las familias de Parkland, Florida, a nombre de todos los alumnos. Durante cualquier tragedia, es importante nunca perder de vista la trauma que experimentan los demás, aun cuando asesoramos a la vez nuestras propias medidas cautelares que observamos a diario.

  • Cada año, durante la primera semana de clases, cada alumno del tercer en adelante, y cada empleado de campus, estudia un vídeo de treinta minutos de entrenamiento sobre el Protocolo de Respuesta Estándar (SRP, por sus siglas en inglés), que provee un proceso uniforme y eficaz para que los alumnos y personal puedan tomar acciones de emergencia de Encierre escolar de emergencia (Lockdown), Encierre escolar (Lockout), Evacuación (Evacuate) y Refugio (Shelter). Nuestros socios policiales locales también han recibido información sobre el SRP para que sepan cómo responderán nuestros campus en el caso de una emergencia.
  • Los administradores de campus del ISD de Plano han sido entrenados por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) sobre los Sistemas de Comando de Incidentes para Escuelas, y cada año reciben un curso de actualización sobre los sistemas de comando de incidentes.
  • Durante los primeros diez días de clases, cada campus realiza simulacros de un encierre escolar, una evacuación en reversa, una incendio/evacuación, y un refugio/tornado. A intervalos regulares durante el año escolar, cada campus realiza dos simulacros adicionales de encierre escolar, así como otros simulacros.
  • El ISD de Plano tiene procedimientos de control de acceso para los visitantes, que exigen a los padres y visitantes presentar su identificación y usar un gafete de identificación de visitante cuando entran a zonas seguras de un campus.
  • En la mayoría de los campus, la configuración de la entrada de los vestíbulos obliga a un visitante entrar por la oficina escolar y salir por otra puerta de la oficina antes de llegar a las áreas seguras de la escuela.
  • Cada campus ha recibido una guía de "referencia rápida" sobre los procedimientos de emergencia y cada empleado ha recibido acceso a una versión electrónica de los procedimientos de emergencia del distrito que pueden instalar en sus teléfonos inteligentes para acceso fácil. Cada una de estas referencias provee información sobre el SRP, incluyendo lo que llamamos la "opción de correr", si una amenaza específica hace que el correr/huir sea más seguro que un encierre escolar "estándar".
  • Cada campus tiene una radio del distrito que permite la comunicación en situaciones de emergencia y sirve de comunicación secundaria en el caso de perder el servicio telefónico.
  • Hemos proporcionado a nuestros socios policiales cercanos llaves de tarjeta/códigos de acceso a nuestras escuelas para facilitar su ingreso rápido durante una emergencia.
  • El personal de primera respuesta de campus recibe entrenamiento dos veces por año sobre primeros auxilios urgentes y nuestras enfermeras escolares se capacitan cada año sobre el uso de técnicas de trauma urgente y cuentan con equipo especializado.
  • Cada una de nuestras escuelas secundarias y preparatorias tiene en su personal un Policía de Recurso Escolar (SRO) de tiempo completo. Cada uno de estos agentes policiales participa en entrenamiento anual sobre situaciones de tirador activo/desplazamiento rápido. Nuestros SROs también han asistido a entrenamiento de trauma urgente y cuentan con equipo especializado de emergencia.
  • Las escuelas primarias y medias son vigiladas durante el día por policías uniformados contratados que conducen patrulleros con rótulos (Programa de Agente de Protección de Campus (CPO)). Estos agentes pueden desplazarse rápidamente a otros campus en casos de emergencia extrema, para complementar la respuesta de los agentes ordinarios de servicio.
  • El ISD de Plano mantiene una relación laboral estrecha con las agencias policiales locales y nuestros administradores se mantienen al tanto de situaciones en desarrollo. Estamos completamente confiados de que la policía desplazaría todo recurso disponible si fuera necesario ayudar al distrito escolar con un incidente crítico.

La protección de nuestros alumnos y personal en el ambiente educativo diario es nuestra prioridad más apremiante. En las semanas por venir revisaremos y analizaremos nuestras prácticas de seguridad tras la tragedia en Florida. Las medidas de seguridad están bajo estudio constante, y el ISD de Plano es muy progresivo en su enfoque a la seguridad. Queremos que nuestros campus sean receptivos a nuestra comunidad escolar, pero primero y siempre velaremos por la seguridad.

Consejos de la Asociación Nacional de Psicólogos Escolares sobre lo que los padres/maestros pueden hacer en momentos como este:

  • Asegurar a los menores que están seguros. Enfatice que las escuelas son muy seguras. Valide sus emociones. Explique que cuando ocurre una tragedia, lo que sea que uno siente está bien. Permita a los menores hablar de sus emociones, ayúdeles a poner las emociones en perspectiva y a expresarlas de manera apropiada.
  • Apartar tiempo para hablar. Deje a las preguntas de ellos guiarle en términos de cuánta información proveer. Sea paciente. Los niños y jóvenes no siempre hablan de sus emociones fácilmente.
  • Explicar las cosas de una forma adecuada al nivel de desarrollo.  
    • Primeros años de escuela primaria los niños necesitan información breve y simple que debe balancearse con reconfirmaciones de que su escuela y hogar están seguros y que hay adultos que los protegerán.
    • Últimos años de escuela primaria y primeros de escuela media los niños serán más verbales con sus preguntas sobre si realmente están seguros y qué se está haciendo en su escuela.  Podrían necesitar ayuda para separar la realidad de la fantasía. Hábleles de los esfuerzos que hace los líderes escolares y comunitarios para proveer escuelas seguras.
    • Últimos años de escuela media, y escuela secundaria los alumnos tendrán opiniones firmes y variadas sobre las causas de la violencia en las escuelas y la sociedad. Expresarán sugerencias concretas sobre cómo hacer más seguras a las escuelas y cómo prevenir tragedias en la sociedad. Enfatice el papel de los alumnos en mantener seguras a las escuelas, siguiendo los lineamientos de seguridad escolar, comunicando a los administradores escolares sus inquietudes sobre la seguridad personal, y buscando apoyo para sus necesidades emocionales.
  • Repasar los procedimientos de seguridad. Incluya los procedimientos y protecciones en la escuela y en el hogar. Ayude a los menores a identificar por lo menos un adulto en la escuela y en la comunidad a quién pueden acudir si se sienten amenazados o que están en riesgo.
  • Observar el estado emocional del menor. Es posible que algunos menores no expresen sus inquietudes de forma verbal. Cambios en sus patrones de comportamiento, apetito y sueño pueden indicar el nivel de ansiedad o inquietud del menor. Para la mayoría de los menores, estos síntomas pasarán con la reconfirmación y el tiempo. Sin embargo, con algunos menores podrían haber un riesgo de reacciones más intensas. Los menores que han tenido una experiencia traumática o pérdida personal en el pasado, que sufren de depresión u otra enfermedad mental, o que tienen necesidades especiales, podrían ser más propensos que otros a sufrir reacciones severas. Si le preocupa en lo más mínimo, busque la ayuda de un profesional de salud mental.
  • Limitar el tiempo que ven los eventos en televisión. Limite el tiempo de televisión y ponga atención si la televisión está prendida en áreas comunes. Información inapropiada para su nivel de desarrollo puede causar ansiedad o confusión, especialmente en niños pequeños. Los adultos también deben estar conscientes del contenido de las conversaciones que tienen en presencia de los menores, hasta de adolescentes, y deben limitar su exposición a comentarios vengativos, odiosos y enojados que podrían malentenderse.
  • Guardar una rutina normal. Seguir la rutina regular puede calmar y puede fomentar la salud física. Asegúrese de que los menores duerman lo suficiente, coman regularmente y hagan ejercicio. Anímeles a mantenerse al día con sus tareas y actividades extracurriculares, pero no los empuja si parecen estar abrumados.